La frente es una región poco considerada dentro de los requerimientos estéticos de un paciente, quizás debido a que puede ser eficazmente ocultada por el peinado, pero que en mi opinión resulta muy importante en el balance facial y contribuye en forma considerable a su belleza,  ya que por si misma ocupa todo el tercio superior de la cara.

Algunas pacientes se ven altamente beneficiadas con la transformación de una frente cuadrada con protuberancias discretas y saliencia de las arcadas superciliares (zona de la ceja), lo que le da un aspecto de simio a la cara – características típicas del sexo masculino – , en una frente redondeada y femenina, con un  procedimiento simple que puede efectuarse con anestesia local, y tiene el efecto adicional de embellecer las cejas.

Caso 1

frent1

En una paciente de frente corta, con un ceño muy marcado y toda la ceja caída sobre el párpado, es necesario realizar un lifting de cejas completo, involucrando toda la frente. Esta técnica además tiene el efecto adicional de almendrar los ojos y levantar la mejilla en forma moderada, sólo con una cicatriz escondida en el pelo. Cabe aclarar que en esta paciente no se realizó ninguna operación en los párpados. Se logró elongar la frente en 1 cm., obteniendo de esta manera un mejor equilibrio entre los 3 tercios de la cara.