El único método que existe en la actualidad para la corrección efectiva de la flaccidez facial es la ritidoplastia (lifting). Los métodos alternativos ofrecidos por algunos cirujanos como “procedimientos menores”, como por ejemplo los hilos de oro, en mi opinión no producen ningún resultado efectivo ni duradero. No realizo este tipo de procedimiento porque sólo resulta en una pérdida económica para la paciente. El lifting es el único procedimiento mediante el cual se reposicionan los tejidos que han descendido por obra de la gravedad, recolocando las estructuras profundas en su posición original. Las cicatrices resultantes de esta operación resultan prácticamente imperceptibles cuando el paciente presenta una cicatrización normal. No existe una edad ideal para realizar esta operación, la misma está determinada por la presencia de los síntomas típicos de envejecimiento. Los mismos pueden aparecer tan temprano como a los 35 años, o pueden estar ausentes incluso pasados los 50.

Caso 1

q1

Caso 2

q2

Caso 3

q3

Caso 4

q4