En el hombre la operación de nariz debe realizarse con mucho cuidado y teniendo en cuenta que los parámetros estéticos en el hombre son totalmente diferentes a los de la mujer. El dorso de la nariz debe ser totalmente recto. La punta debe ser masculina, menos levantada que en la mujer. Es muy importante que no se note que la nariz está operada. Debe ser totalmente armónica con la cara del paciente, como si hubiera tenido esa nariz de toda la vida. Por ese motivo, prefiero realizar todas las narices en pacientes de sexo masculino por dentro de los orificios para que no haya ni el más mínimo estigma de cirugía.

Caso 1

rino1

Caso 2

rino2

Caso 3

rino3

Caso 4

rino4

Caso 5

rino5