El aumento de volumen a nivel mamario de origen glandular en el hombre se denomina ginecomastia. Esto puede deberse en los hombres jóvenes a desequilibrios hormonales que pueden ser causados o no por inyecciones de esteroides anabólicos para lograr aumento de masa muscular, práctica muy habitual en los fisicoculturistas, pero nada recomendable por la cantidad de efectos adversos que provoca, entre ellos la ginecomastia. En estos casos resulta fundamental realizar una interconsulta con un endocrinólogo para solucionar la base del problema. Pero como de todas maneras una vez establecida la ginecomastia no retrograda, la única solución es el tratamiento quirúrgico. El mismo consiste en la extirpación del excedente de tejido mamario mediante una incisión periareolar. En pacientes de más edad es muy frecuente que se empiece a depositar tejido graso en la región mamaria, simulando un aumento de volumen glandular. En estos casos la lipoaspiración soluciona el problema.

Caso 1

gine1